Search
  • Dra. Aida J Collazo Vázquez

El juego auténtico en el niño de edad preescolar y escolar (C)

En mi experiencia personal, ha sido de gran valor los momentos de conocer espacios de educación alternativa. Me ha dado la oportunidad de re aprender y comprender más sobre el rol del adulto dentro de los espacios educativos de edad preescolar y escolar. Pero mucho más el rol del ambiente para promover el crecimiento y desarrollo de manera saludable. El ambiente es ese tercer maestro que motiva, guía e inspira a la acción. Propicia además al desarrollo del juego auténtico. El juego auténtico es la manifestación orgánica de la conducta que ocurre entre el niño y el entorno de manera Auto organizada, Auto-suficiente, Auto-renovable y Auto-trascendente. Esto significa que en este juego cuando lo observes se destaca porque la organización del espacio y materiales viene del niño, se encuentra manteniendo enfoque e interés, pueden hacer cambios en el mismo y puede ir más allá de la primera idea que se inició en el juego. Ver a niños jugar libremente en espacios para trepar, halar, empujar, amasar, pretender, colectar, ampliar sin necesidad de tiempo, impactó mis cinco sentidos que habían sido adiestrados en el 1997; tiempo durante el que culminé mi bachillerato para el control y el orden. Y no es que el juego auténtico no tenga un orden. El orden viene de las destrezas para la vida como: recoger, limpiar y ordenar. Los niños no aprenden destrezas sociales memorizando, si no por el ejemplo (Leeman, 2017). Por tanto, como guías y apoyo en ese proceso creativo, establecemos juntos nuestros límites para accionar en nuestro ambiente educativo formal y hogareño. Ahora bien, ¿De qué manera propiciamos ese juego auténtico en el hogar o en el ambiente educativo? Para propiciar el juego auténtico, es importante seguir los siguientes pasos:

1. Hacerte las preguntas sobre: ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Qué? ¿Con qué? y ¿Con quién? juega.

2. Observar el juego del niño.

3. Seleccionar ese espacio abierto para el juego en libertad.

4. Seleccionar los materiales o piezas sueltas para integrar a ese espacio de juego.

5. Colocar los materiales seleccionados.

6. Observar el disfrute de jugar en libertad.


Si deseas aprender más sobre ello, pendiente a nuestro Taller Conuco para eventos de adiestramientos relacionados. También se pueden comunicar escribiéndonos a ieconuco@gmail.com.


56 views0 comments