Search
  • Dra. Aida J Collazo Vázquez

¿Cómo mantener el asombro desde la virtualidad?

Mantener el cerebro interesado en aprender puede ser un trabajo de gran reto desde la virtualidad, pero no imposible. El aprendizaje es un cambio que ocurre cuando el ser humano interacciona con el mismo y su medio ambiente. Por tanto, si deseamos un aprendizaje efectivo desde la virtualidad para mantener el interés es importante: vincularnos, tener experiencias variadas multisensoriales y aumentar la participación. Si bien es cierto que el cerebro usa toda su capacidad mientras aprendemos, le gustan las sorpresas, es emocional, aprende por patrones, le gustan las rutinas entonces nuestras experiencias virtuales requerirán algo de todo eso y muchos más. La primera recomendación es vincularnos, preguntar ¿Cómo estás?. Desde el cerebro emocional le permite al otro saber que le interesas. Jesús Guillen, nos habla en su libro de Neuroeducación en el Aula, sobre su entusiasmo al entrar a un jardín infantil. Este ambiente lo describe como acogedor, vivo, estimulante con identidad propia y un sin número de actividades. Y es que el cerebro aprende desde la emoción, así como Jesús Guillen se sintió, los niños te sienten y sienten el tono de tu ambiente. El aliento, la comunicación, atención a pedidos, anécdotas especiales y validación de emociones serán esenciales para vincularnos y sentirnos conectados desde la virtualidad.


La segunda recomendación se relaciona a variar es los estímulos multisensoriales. Estos estímulos siempre deben estar en balance y adecuados. Se recomienda que el ambiente donde estes de manera virtual, esté libre de distractores. Y sobre todo se mantenga en los 30 minutos en interacción en especial con preescolares. ¿Por qué hacer variaciones en el modo de presentar tu lección?, porque el cerebro usa toda su estructura para procesar la información, porque el cerebro tiene periodos de no atención y atención y porque al cerebro le gusta de esa manera. ¿Qué otro sentido puedo integrar además del auditivo y visual?, esta pregunta la propone la Dra. Suzette Mirabal de Brain Connection PR, como parte de tu pregunta esencial a la hora de planificar para todo maestro. El ritmo necesario para mantener el interés y comenzar a comprender lo aprendido en la lección presentada. El uso de las artes como la música, el teatro, géneros literarios, la risa, el elemento sorpresa, la teoría de la pregunta, el movimiento y el juego son esas estrategias por las cuales el cerebro aprende mejor no importa en que edad. El juego es una necesidad cerebral (Guillén, 2017). Jugar será fundamental para poder con eficacia de manera virtual. Desde juegos tradicionales, organizados, patrones, rima, repeticiones, adivinanzas y libres. La última recomendación tiene que ver con la participación, ¿Cuánto toma en cuenta a sus estudiantes ?, para tomar decisiones referentes a las lecciones, tener retroalimentación sobre su lección o comentar sobre sus sentimientos en este proceso virtual. Definitivamente cuando un niño participa siente que pertenece y aumenta el nivel de interacción, cooperación y aprendizaje (Bilbaó, 2015).

«Es preciso sacudir enérgicamente el bosque de las neuronas cerebrales adormecidas; es menester hacerlas vibrar con la emoción de lo nuevo e infundirles nobles y elevadas inquietudes». SANTIAGO RAMÓN Y CAJAL

Le recomiendo el libro:


Bilbao,A. (2015) El cerebro del niño explicado a los padres: Cómo ayudar al niño a desarrollar su potencial intelectual Plataforma Editorial. Barcelona

Guillén, Jesús C. (2017) Neuroeducación en el aula: De la teoría a la práctica (Spanish Edition) (p. 17). Kindle Edition.


Por este medio le invitamos a la sección de nuestra página WEB ieconuco.org donde tendrán recursos disponibles GRATIS para sus lecciones virtuales. También si desea capacitares en el teme sobre Educación Virtual puede comunicarse a ieconuco@gmail.com


83 views0 comments